jueves, 27 de enero de 2011

Sostén ahora mi fe...

    Mis ojos, mis pobres ojos
que acaban de despertar
los hiciste para ver,
no sólo para llorar.
    Haz que sepa adivinar
entre las sombras la luz,
que nunca me ciegue el mal
ni olvide que existes tú.
    Que, cuando llegue el dolor,
que yo sé que llegará,
no se me enturbie el amor,
ni se me nuble la paz.
    Sostén ahora mi fe,
pues, cuando llegue a tu hogar,
con mis ojos te veré
y mi llanto cesará.
(Himno de Laudes)

5 comentarios:

Angelo dijo...

Los que solemos hacer la liturgia de las horas, podemos caer en la rutina de saber los himnos de memoria y nos olvidamos de saborearlos.
Leer el que hoy has puesto en tu entrada ha hecho que me pareciera nuevo y me invite a ainteriorizarlo como se merece. Gracias una vez más. Un fuerte abrazo

jmp dijo...

Gracias a tí, Angelo... si que es cierto... la rutina, las prisas... ccuantas cosas pasan por delante de nuestros ojos y no vemos...

Felicitas dijo...

Hola, JMP,
encontré tu blog, leyendo a Lourdes.
estás en dolor.
Te incluyo en mis oraciones diarias y en la Misa.
Dios te guarde y la Virgen te conforte.
:)

lourdes dijo...

Gracias por este compartir este himno tiene mucho para sacar y llevar a la vida para todo el que cree pidamos al señor poder llevar ala vida cada estrofa de este himno y que ÉL aumente nuestra fe recuerdo una frece que una vez lei que decia creo en ti espero en ti pero aumenta mi fe gracias por su visita y su acogida unidos en oración y un abrazo en cristo jesús

jmp dijo...

Gracias Felicitas, Gracias Lourdes...
Un abrazo, unidos en Oración...