domingo, 21 de noviembre de 2010

Vía Crucis: 4ª estación


Jesús se encuentra con su Madre
Cuarta cruz: Entristecer a aquellos que amas


Es imposible no entristecer a los que amas. Podrías evitar el encuentro con tu mamá. ¿Puedes pensar qué significa ver a la persona amada a la cual decepcionaste?
Todas las personas me despreciaron y rechazaron como a un hereje y rufián.
Mi madre sabía todo esto. Vio mi angustia y el dolor de mi alma y me miró profundamente a los ojos.
Esto es la cruz - mirar a los ojos al ser más querido cuando todos se burlan de ti.
Es imposible no decepcionar a las personas que te quieren. No puedes protegerlas de esto.
No rechaces esta cruz.


Cuando reconozcas que entristeciste a tus amigos y a aquellos que te quieren, entonces me encontrarás a mí.
Te duele cuando ves cómo tu caída les produce dolor. Ante mi caída, mi madre comprendió, quién soy. Cuando en ella murió el último deseo de que yo fuera exitoso, su fe brillo con completo resplandor.


Entonces, cuando todo lo bueno en ti haya muerto, encontrarás un amigo, pues te verá sólo a ti. Recibe los escándalos inevitables. Acepta el hecho de que puedes decepcionar.
En esto me encontrarás a mí y a mi Madre.

(*) (P. Tomislav Ivancic)

2 comentarios:

lourdes dijo...

gracias mil gracias un saludo en Cristo Jesús

jmp dijo...

gracias a tí por tu visita... bienvenida a este pequeño y humilde espacio...
un saludooo